sábado, 28 de julio de 2012

RAMONA MIGUEL GARCÍA (1914-38), NATURAL Y VECINA DE LIBROS (TERUEL).

Aportación al conocimiento de la Guerra Civil (1936-39)
en el entorno comarcal del Rincón de Ademuz.



[...] cuando desaparecen los frenos que contienen socialmente a la mujer
y se liberan las inhibiciones [...] derpiértase en el sexo femenino
el instinto de crueldad...
Antonio Vallejo-Nájera (1889-1960).

            Palabras previas, a modo de introducción.
            A principios de junio publiqué una entrada en DESDE EL RINCÓN DE ADEMUZ, relativa a la reseña de un libro de reciente publicación, que trataba de la posguerra en Landete y Moya (Cuenca).[1] El libro de referencia contiene una cita que alude al médico español Antonio Vallejo-Nájera (1889-1960), primer catedrático numerario de psiquiatría en la Universidad española.[2] 
La cita en cuestión aparece en el contexto del libro, y dice lo que sigue:
  • <La actitud del régimen –se refiere al franquista- con las mujeres republicanas no dejaba de ser una consecuencia subsidiaria de sus concepciones primarias en torno a la mujer, considerada en absoluto. Véase el tipo de apreciaciones que era capaz de argumentar el “prestigioso” siquiatra fascista Vallejo-Nájera: “Si la mujer es habitualmente de carácter apacible, dulce y bondadoso débese a los frenos que obran sobre ella; pero como el psiquismo femenino tiene muchos puntos de contacto con el infantil y el animal, cuando desaparecen los frenos que contienen socialmente a la mujer y se liberan las inhibiciones fregatrices de las impulsiones instintivas derpiértase en el sexo femenino el instinto de crueldad”.[3] Esta risible predisposición a identificar en la mujer los peores instintos genéticos de la especie, muy propia, por otra parte, de los esquemas eclesiásticos tradicionales que cobraron fuerza incontenible en la larga noche del franquismo, encontró plena aplicación en el tratamiento dado a las presas políticas de la dictadura [...]>.[4]

            Según parece, en tanto jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares del franquismo, a Vallejo-Nájera le fue encargado un estudio que demostrase la “inferioridad mental” de las personas de ideología marxista. Actualmente, la sola idea de pensar en realizar un trabajo de investigación que parta de semejante hipótesis ya resulta descabellada, como lo fue la pretensión del Instituto de Investigación y Estudio de la Herencia Ancestral Alemana (Ahnenerbe) creada por Heinrich Himmler para demostrar que el marxismo era una tara mental.[5] Porque ni el marxismo es una degeneración ni -como dice el también psiquiatra y escritor Enrique González Duro (Jaén, 1939)- los “rojos” estaban locos.[6] Ello no quiere decir que entre los “rojos” no hubiera perturbados, pero no más que entre los “fascistas”...


Vista parcial de Libros (Teruel), desde el cerro de la Virgen (1999).

Iglesia parroquial San Juan Bautista de Libros (Teruel), año 1999.

            Aunque conozco de nombre al psiquiatra, he de confesar que desconocía la cita de referencia, donde el alienista relaciona el sexo femenino y el instinto de crueldad. Por eso me llamó profundamente la atención, evocándome de inmediato un suceso ocurrido en Libros (Teruel) durante la Guerra Civil (1938), donde cinco mujeres de la localidad dieron muerte a la vecina Ramona Miguel García, joven de 24 años, a la que –según los testimonios- arrancaron los ojos y enterraron viva. En el origen del hecho hay una denuncia, cuyo contenido desconocemos, pero la forma de morir y su tortura pueden contener la significación de su asesinato. O, ¿acaso fue tan sólo un asesinato político con ensañamiento?

            Libros en la Causa General de Teruel.
El documento inicial del legajo Causa General, Ramo separado de Libros, lo constituye un impreso cumplimentado por el Ayuntamiento, el Estado Número 1, que corresponde a las páginas 5 y 6 del cartapacio.[7] El registro lleva por título: RELACIÓN de personas residentes en este término municipal, que durante la dominación roja fueron muertas violentamente o desaparecieron y se cree fueran asesinadas.

                Relación de vecinos de Libros (Teruel) asesinados durante la revolución y Guerra Civil (1936-39).
NOMBRE Y APELLIDOS
EDAD Y PROFESION
FILIACIÓN POLÍTICA
FECHA DE LA MUERTE/
HALLAZGO DEL CADÁVER
Antonio Gimeno Martínez
(a) el Carpintero
60 años,
labrador
Ninguna
(+) 23 agosto 1936/
Su cadáver fue hallado en <Villel
(fusilado)>
Conrado Andrés Sánchez
22 años,
jornalero
Falangista
(+) 23 de agosto 1936/
Su cadáver fue hallado en el término de Castielfabib
[No se reseñan las heridas
que presentaba]
Francisco Soriano Soriano
(a) Tomasón
80 años,
labrador
Ninguna
(+) 23 agosto 1936/
Su cadáver fue hallado en <Villel
(fusilado)>
Juan Martínez Soriano
47 años,
labrador
Ninguna
(+) 20 agosto 1936/
[No se reseña dónde fue encontrado el cadáver ni las heridas que presentaba]
Juan Miguel Pérez
(a) el Piches
38 [63] años,
labrador
CEDA
(+) 25 agosto 1936/
Su cadáver fue hallado en el término de Villel (Teruel)
[No se reseñan las heridas
que presentaba]
Quiteria Alegre Miguel
49 años,
sus labores
Ninguna
(+) 19 marzo 1938/
Su cadáver fue hallado en la aldea de
Mas de Jacinto (Castielfabib),
con heridas de bala en la cabeza.
Ramona Miguel García
24 años,
sus labores
Ninguna
(+) 6 de febrero 1938/
Su cadáver fue hallado en “El Chopar”, término de Libros; <al recoger su cadáver después de la liberación no se pudieron apreciar las heridas>
Tomado de SÁNCHEZ GARZÓN (2012), p. 484.

            Según el Estado Número 1, hubo siete personas residentes en el término municipal de Libros (Teruel), que durante la revolución y Guerra Civil (1936-39) fueron muertas violentamente, presuntamente asesinadas. A la relación anterior cabe añadir el nombre de Ángel Tortajada Gea (1901-36), hijo de Tomás y de Joaquina, natural de Torrebaja (Valencia), de 36 años, vecino de Libros (Teruel) y afincado en el barrio de La Azufrera, donde regentaba el economato, asesinado en el “barranco del Esparto” el 20 de octubre de 1936: dejó una viuda [doña Isabel Marqués Ibáñez, maestra] y cuatro hijas menores [Carmen, Isabel, Maruja y Concha].[8] Y el de Manuel-Aurelio Cortés Soriano (1889-1936), de 47 años, natural y vecino de Libros, que se hallaba temporalmente habitando en la aldea de El Campo (Villel), asesinado en el cementerio de Villel la tarde del 8 de septiembre de 1936: dejó una viuda [la señora Benita Valero Julián, que falleció al año siguiente] y tres hijos [Juan José, Aurelio y Lucinio]. El señor Manuel-Aurelio fue asesinado junto a tres hombres más, todos ellos naturales de Torrebaja (Valencia) y residentes en la masía de Viñuelas Altas o de Las Ritas: Ignacio Gómez Gómez (1859-1936), Manuel Esparza Gómez (1875-1936) y Tomás Esparza Gómez (1879-1936); los dos últimos eran cuñados, casados con sendas hijas del señor Ignacio.[9]


Vista parcial de Libros (Teruel), desde el puente del Turia, con detalle del río y de la parroquial al fondo (1999).
Ruinas de antiguos edificios en el barrio minero de La Azufrera de Libros (Teruel), año 2011.

Entre los vecinos que fallecieron en el término de Libros (Teruel), presuntamente asesinadas –seis varones y dos mujeres, contando al señor Ángel Tortajada Gea-, extraemos los datos referidos a Ramona Miguel García (1914-38).

La vecina Ramona Miguel García, según el Estado Número 1 de la Causa General de Libros (Teruel).
Nombre y apellidos
Ramona Miguel García
Años de edad
24
Profesión
[Labores propias de]
Su sexo
Filiación política y cargos desempeñados
Ninguna
Fecha de muerte o desaparición
6 febrero 1938
Si fue encontrado su cadáver, en qué sitio y clase de heridas que presentaba
En este término municipal, “Chopar” al recoger su cadáver después de la liberación no se pudieron apreciar las heridas
¿Fue inscrita su defunción en el R.C.?
No
Personas sospechosas de participación en el crimen: nombre y apellidos/ Paradero actual
<Lucinda Sanz, Petra Medina, Teresa Martínez [Alegre], Maximina Benito, Rosario Górriz [Esteban], Héctor Martínez [Sáez] y el sargento de las fuerzas rojas José Cortés Martínez/ [Todos] en la cárcel>
Tomado de SÁNCHEZ GARZÓN (2012), p. 482. Nota: Documento datado en Libros (Teruel), a 14 de diciembre de 1940 y firmado por el Alcalde -Ramón Jimeno- y el Secretario –Miguel Murciano-.

Relación de encausados en la denuncia, detención y muerte de Ramona Miguel García, natural y vecina de Libros (Teruel).
NOMBRE Y APELLIDOS
OBSERVACIONES
DESTINO ACTUAL
(1940)
Héctor Martínez Sáez
Encausado en la muerte de
Quiteria Alegre Miguel y Ramona Miguel García
Detenido
José Cortés Martínez
(<sargento de las fuerzas rojas>)
Encausado en la detención de
Ramona Miguel García
Detenido
Lucinda Sanz Herranz
Encausada en la muerte de
Quiteria Alegre Miguel y Ramona Miguel García
Detenida
Maximina Benito Blasco
Encausada en la muerte de
Ramona Miguel García
Detenida
Petra Medina Pérez
Encausada en la muerte de
Ramona Miguel García
Detenida
Rosario Górriz Esteban
Encausada en la muerte de
Ramona Miguel García
Detenida
Teresa Martínez Alegre
Encausada en la muerte de
Ramona Miguel García
Detenida
Tomado de SÁNCHEZ GARZÓN (2012), p. 483.

Iglesia parroquial San Juan Bautista de Libros (Teruel), año 2007.

Iglesia parroquial San Juan Bautista de Libros (Teruel), tras la restauración de la fachada del templo (2011).

Serie documental:
A] comparecencia y declaraciones.
Con fecha 9 de septiembre de 1941, el Juez municipal de Libros –don José Soriano Alegre- remite oficio al Fiscal de la Causa General, anunciando la remisión de las declaraciones que se le solicitaban en fecha previa, justificando no haberlo hecho antes “por encontrarse ausentes algunos testigos, y no tener lugar fijo de su residencia accidental”.[10]

Con la misma fecha existe una CERTIFICACACIÓN, diciendo:
Que las declaraciones que se adjuntan relativas a los asesinatos cometidos por los rojos en esta localidad, de las víctimas RAMONA MIGUEL GARCIA, y QUITERIA ALEGRE MIGUEL, han sido presentadas por todos y cada uno de los declarantes en este Juzgado Municipal./ Y para que conste y remitir en unión de las declaraciones al Sr. Fiscal Instructor de la Causa general de Teruel, expido la presente en Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta y uno.[11]

Asimismo, el Secretario del Juzgado municipal de Libros, dice:
DOY FE: Que las declaraciones a que hace referencia el certificado del Sr. Juez que se acompaña, han sido presentadas ante este Juzgado, a presencia del Sr. Juez Municipal y de mí el Secretario.// Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta y uno.[12]

Seguidamente se exponen las declaraciones de los testigos, según el orden de las comparecencias:
1) Comparecencia y declaración del testigo Manuel María Valero.- En Libros, a 8 de Septiembre de 1941. Ante el Sr. Fiscal, delegado para la Instrucción de la Causa General de Teruel compareció el testigo anotado al margen, de 41 años de edad, de estado casado, natural y vecino de Libros (Teruel), de profesión labrador, que no ha sido procesado, y después de prestar juramento de decir verdad y enterado de las penas por falso testimonio, fue interrogado y DICE:
Que su hermana política RAMONA MIGUEL GARCÍA fue detenida por el Sargento JOSÉ CORTÉS MARTÍNEZ y dos milicianos más, el primero se encuentra en la actualidad detenido en la Prisión Provincial de Teruel; siendo asesinada en la noche de su detención, seis de Febrero de mil novecientos treinta y ocho; una vez detenida fue conducida al Comité Rojo, siendo maltratada en el local que éste ocupaba por las vecinas de esta localidad LUCINDA SÁEZ HERRÁNZ, PETRA MEDINA PÉREZ, TERESA MARTÍNEZ ALEGRE, ROSARIO GÓRRIZ ESTEBAN y MAXIMINA BENITA, y HÉCTOR MARTÍNEZ SÁEZ (detenidas en la Prisión Provincial de Zaragoza), y el último en la de Teruel, después de lo cual les fue entregada la detenida a las cinco primeras mujeres, las que la sacaron del Comité aproximadamente a las 23 horas del día antes citado, apareciendo muerta la detenida al día siguiente a primera hora de la mañana, en el paraje denominado EL CHOPAR y en propiedad de MIGUEL MÍNGUEZ./ Que considera responsable de esta muerte a las antes citadas, así como al referido Héctor, de las cuales LUCINDA SÁEZ HERRÁNZ era agente del S.I.M.; y Héctor, Jefe del Partido Comunista, y obedecían órdenes de las fuerzas rojas que en aquella fecha se encontraban en esta localidad./ Que pueden aportar detalle de los hechos las vecinas de este pueblo FRANCISCA SORIANO, VICENTA GÓMEZ, ISABEL MIGUEL GÓMEZ, SECUNDINO CALVETE MORALES, MARÍA Y FELISA MIGUEL GARCÍA./ Formaban parte del Comité local en la fecha en que se cometió el asesinato los vecinos de esta localidad ALEJANDRO MARTÍNEZ VISA, JUAN FRANCISCO MARTÍNEZ ALEGRE, TOMÁS MIGUEL VALERO Y JOSÉ ROSELLÓ y que los supone complicados en el crimen.// Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta y uno. Manuel María.[13]

2) Comparecencia y declaración del testigo Francisca Soriano Miguel.- En Libros, a 9 de Septiembre de 1941. Ante el Sr. Fiscal, delegado para la Instrucción de la Causa General de Teruel compareció el testigo anotado al margen, de 52 años de edad, de estado casada, natural y vecina de Libros (Teruel), de profesión sus labores, que no ha sido procesada, con domicilio en calle del Paseo del Turia y después de prestar juramento de decir verdad y enterada de las penas por falso testimonio, fue interrogada y DICE:
Que el día seis de Febrero de mil novecientos treinta y ocho, y sobre las veintidós horas de dicho día, fue en compañía de las hermanas de la asesinada, al Estado Mayor, con objeto de llevarle a la detenida un colchón para que descansase, y el preguntar por RAMONA MIGUEL GARCÍA el centinela saliente les comunicó que las cinco mujeres que la habían denunciado por la mañana, se la habían llevado a dormir, y cuyas cinco mujeres son LUCINDA SÁEZ HERRÁNZ, PETRA MEDINA PÉREZ, TERESA MARTÍNEZ ALEGRE, ROSARIO GÓRRIZ ESTEBAN y MAXIMINA BENITO./ Que al día siguiente de los hechos que se mencionan, la declarante tenía en su casa un miliciano en calidad de alojado, al que le contó lo que sucedía, y éste al saberlo se tomó interés por ver saber el paradero de la detenida, marchando seguidamente a preguntarle al Alcalde por si él lo sabía, y estando hablando con él, EMILIO MARQUÉS SORIANO, que se encontraba con ellos, y que formaba parte del Comité Rojo de esta localidad, le manifestó que no se tenían que preocupar por la detenida, que ya estaba bien en donde se encontraba.// Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta y uno. Francisca Soriano.[14]

3) Comparecencia y declaración del testigo Vicenta Gómez Monterde.- En Libros, a 9 de Septiembre de 1941. Ante el Sr. Fiscal, delegado para la Instrucción de la Causa General de Teruel compareció el testigo anotado al margen, de 42 años de edad, de estado casada, natural de Torrebaja (Valencia), de profesión sus labores, que no ha sido procesada, con domicilio en esta población y después de prestar juramento de decir verdad y enterada de las penas por falso testimonio, fue interrogada y DICE:
Que con respecto a al asesinato de RAMONA MIGUEL GARCÍA, no puede manifestar nada más que el día 6 de Febrero de mil novecientos treinta y ocho, presenció que un Sargento del Ejército rojo acompañado de dos milicianos y el Alguacil de este Ayuntamiento, fueron a casa de la asesinada llevándosela conducida al poco tiempo, ignorando lo que después hiciesen con la detenida.// Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta y uno. Vicenta Gómez.[15]

4) Comparecencia y declaración del testigo Isabel Miguel Gómez.- En Libros, a 9 de Septiembre de 1941. Ante el Sr. Fiscal, delegado para la Instrucción de la Causa General de Teruel compareció el testigo anotado al margen, de 17 años de edad, de estado soltera, natural y vecina de esta localidad, de profesión sus labores, que no ha sido procesada, y después de prestar juramento de decir verdad y enterada de las penas por falso testimonio, fue interrogada y DICE:
Que con relación a la muerte de RAMONA MIGUEL GARCÍA, solamente puede decir que la hija de LUCINDA SÁEZ HERRANZ (Alicia Martínez Sáez), manifestó a la dicente que su madre había sacado los ojos a la asesinada RAMONA MIGUEL GARCÍA, estando ésta todavía viva.// Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta y uno. Isabel Miguel.[16]

5) Comparecencia y declaración del testigo Secundino Calvete Morales.- En Libros, a 9 de Septiembre de 1941. Ante el Sr. Fiscal, delegado para la Instrucción de la Causa General de Teruel compareció el testigo anotado al margen, de 30 años de edad, de estado casado, de profesión jornalero, natural de Torrebaja (Valencia), y domiciliado en esta localidad, que no ha sido procesado, y después de prestar juramento de decir verdad y enterado de las penas por falso testimonio, fue interrogado y DICE:
Que el día siete de Febrero de mil novecientos treinta y ocho, aproximadamente sobre las seis horas del mismo, y en ocasión de ir a regar una finca de su propiedad, vio que en una finca propiedad de MIGUEL MÍNGUEZ, y en el paraje denominado EL CHOPAR, vio que sobre el nivel de la tierra sobresalía un brazo y una pierna de cuerpo humano, y al hacercarse al punto para cerciorarse de ello, reconoció que la que allí yacía era RAMONA MIGUEL GARCÍA, y que el dicente opina, dadas las circunstancias en que se encontraba el cadáver que la citada RAMONA fue enterrada viva.// Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta y uno. Por no sabe firmar, estampa la huella dactilar.[17]

 6) Comparecencia y declaración del testigo María Miguel García.- En Libros, a 9 de Septiembre de 1941. Ante el Sr. Fiscal, delegado para la Instrucción de la Causa General de Teruel compareció el testigo anotado al margen, de 35 años de edad, de estado casada, de profesión sus labores, natural de este pueblo, y después de prestar juramento de decir verdad y enterada de las penas por falso testimonio, fue interrogada y DICE:
Que con fecha seis de Febrero de mil novecientos treinta y ocho durante la mañana de dicho día, las vecinas de esta localidad, LUCINDA SÁEZ HERRANZ, PETRA MEDINA PÉREZ, TERESA MARTÍNEZ ALEGRE, ROSARIO GÓRRIZ ESTEBAN y MAXIMINA BENITO, presentaron contra la hermana de la declarante una denuncia en el Comité, el presidente de éste, ALEJANDRO MARTÍNEZ VISA la pasó al Estado Mayor, y desde este lugar mandaron a un Sargento y dos milicianos más acompañados todos del Alguacil del Ayuntamiento a casa de la declarante que vivía en unión de la asesinada.// Al presentar ALEJANDRO la denuncia que habían formulado ante él, en el Estado Mayor, iba acompañado de las denunciantes, y al presentar la denuncia un Jefe del Ejército les manifestó que la detendrían y llevarían a juzgar a Torrebaja; a lo que las denunciantes se opusieron, manifestando que ellas mismas la juzgarían.// Que cuando se llevaron a la detenida, la declarante la acompañó hasta el Estado Mayor, lugar donde la condujeron, y vio en él a las denunciantes, las que de una manera descarada insultaban a la detenida, a la que la declarante sólo pudo oír las siguientes palabras: “SI QUEREIS MATARME, MATARME”.// Que en el mismo día que anteriormente se cita, fue la declarante a llevarle de cenar sobre las VEINTIUNA horas, y viendo en las circunstancias en que se encontraba la detenida, pidieron el llevarle un colchón para que descansase, volviendo seguidamente con él, y al preguntar por la detenida para entregárselo les manifestaron que ya no se encontraba allí, que las cinco mujeres de la denuncia se la habían llevado a dormir, y que por lo tanto no lo necesitaba.// Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta. María Miguel[18]

  7) Comparecencia y declaración del testigo Felisa Miguel García.- En Libros, a 9 de Septiembre de 1941. Ante el Sr. Fiscal, delegado para la Instrucción de la Causa General de Teruel compareció el testigo anotado al margen, de 38 años de edad, de estado casada, natural y vecina de este pueblo, de profesión sus labores, que no ha sido procesada, y después de prestar juramento de decir verdad y enterada de las penas por falso testimonio, fue interrogada y DICE:
Que el día seis de Febrero de mil novecientos treinta y ocho, se enteró de que su hermana RAMONA se encontraba detenida, y a las veintiuna (horas) de dicho día fue a llevarle la cena, y viendo cómo se encontraba y que no la dejaban salir a dormir a su casa, preguntó si podrían llevarle un colchón para que durmiese la detenida, acto que realizó seguidamente; pero cuando volvió con el colchón, y al preguntar que dónde se encontraba la detenida para entregárselo, le contestaron que ya no lo necesitaba, pues las mujeres de la denuncia se la habían llevado a dormir.// Libros a nueve de Septiembre de mil novecientos cuarenta y uno. Felisa Miguel.[19]


Vista parcial de Libros (Teruel), desde el cerro de la Virgen (1999).
Vista parcial del cementerio de Libros (Teruel), donde descansan los restos mortales de Ramona Miguel García, asesinada en la localidad la noche del 6 al 7 de febrero de 1938.
Relación de declarantes en el caso de Ramona Miguel García, asesinada en Libros (Teruel) durante la revolución y Guerra Civil (1936-39).
NOMBRE Y APELLIDOS
NATURALEZA
VINCULACIÓN
FAMILIAR
Felisa Miguel García (7)
Natural y vecina de Libros (Teruel), de 38 años, casada, de profesión sus labores.
Hermana
Francisca Soriano Miguel (2)
Natural y vecina de Libros (Teruel), de 52 años, casada, de profesión sus labores.
Vecina
Isabel Miguel Gómez (4)
Natural y vecina de Libros (Teruel), de 17 años, soltera, de profesión sus labores.
Vecina
Manuel María Valero (1)
Natural y vecino de Libros (Teruel), de 41 años, casado, de profesión labrador.
Cuñado
María Miguel García (6)
Natural y vecina de Libros (Teruel), de 35 años, casada, de profesión sus labores.
Hermana
Secundino Calvete Morales (5)
Natural de Torrebaja (Valencia), de 30 años, casado, de profesión labrador.
Vecino
Vicenta Gómez Monterde (3)
Natural de Torrebaja (Valencia), de 42 años, estado casada, de profesión sus labores.
Vecina
Tomado de SÁNCHEZ GARZÓN (2012), p. 492. Nota: el número entre paréntesis que siguen al nombre y apellidos de los declarantes, corresponde al orden de su comparecencia.


Relación de miembros del Comité de Libros (Teruel) durante la revolución y Guerra Civil (1936-39).
NOMBRE Y APELLIDOS
DESTINO ACTUAL (1940)
Alejandro Martínez Visa, Presidente.
<En la cárcel>.
Cristóbal Miguel Calvo, vocal.
<En la cárcel>.
Emilio Marqués Soriano, vocal.
<En la cárcel>.
José Roselló Gabarda, vocal.
<En la cárcel>.
Juan Fco. Martínez Alegre, vocal.
<En la cárcel>.
Luis Benito Izquierdo, vocal.
<En la cárcel>.
Tomás Miguel Valero, vocal.
<En la cárcel>.
Tomado de SÁNCHEZ GARZÓN (2012), p. 497.

B] Informes de la Guardia Civil.
            Según se deduce de la documentación, el Fiscal de la Causa General de Zaragoza, Huesca y Teruel solicita de la Guardia Civil que informe acerca de varios vecinos de Libros asesinados en Libros y Villel (Teruel) durante el periodo histórico y las circunstancias de su muerte. De esta forma, don Santiago Lacasa, Comandante del Puesto de la Guardia Civil de “Las Minas” de Libros, con fecha 5 de abril de 1943, escribe:
          Respecto a Ramona Miguel García (erróneamente, en el informe se la nombra como Ramón Miguel García):
               [Fue fusilada] en el pueblo de Libros, en el sitio denominado “el Chopar”, por las hordas rojas, también desconocidas, por que fueron en los primeros momentos de la entrada de dichas fuerzas, inducidas estas fuerzas por las vecinas de esta localidad Lucinda Sáez Herranz, Petra Medina Pérez, Teresa Martínez Alegre, Rosario Górriz Esteban y Maximina Benito Blasco, una vez fusilado el referido Ramón, le fueron sacados los ojos por las mujeres que anteriormente se citan.[20]

            Cabe aclarar que el informe contiene algunas imprecisiones, la primera referida al nombre, pues no se trata de Ramón Miguel García, sino de Ramona Miguel García [de 24 años]; la segunda respecto a la fecha del asesinato, pues éste no se cometió en los primeros momentos de la entrada de las “hordas rojas”, sino el 6 de febrero de 1938, ya avanzada la guerra. Asimismo cabría decir respecto al momento en que le “sacaron los ojos a la víctima”: mientras la declarante Isabel Miguel Gómez (4) dice que se los sacaron “estando ésta todavía viva”, el comandante indica que fue después de muerta. 

Vista parcial de Libros (Teruel), desde el cerro de la Virgen (1999).


Palabras finales, a modo de epílogo.
Lo más llamativo de la exposición y el estudio de la Causa General de Teruel, ramo separado de Libros, es la cantidad de vecinos que resultaron asesinados durante la revolución y Guerra Civil (136-39), cuyo número asciende a siete, entre los que hay cinco varones y dos mujeres. A los anteriores cabe añadir el nombre de Ángel Tortajada Gea (Torrebaja, 1901), asesinado en el barrio minero de La Azufrera el 20 de octubre de 1936, de cuya muerte no se hace eco la Causa General, y el de Manuel-Aurelio Cortés Soriano, natural de Libros y residente temporal en la aldea de El Campo (Villel), asesinado el 8 de septiembre de 1936 junto a tres hombres más de Torrebaja (Valencia) en el cementerio de Villel (Teruel).
Otro hecho de interés es comprobar que entre los asesinados hay dos mujeres, una de ellas Ramona Miguel García, joven de 24 años, de profesión sus labores, sin filiación política conocida, fallecida la noche del 6 al 7 de febrero de 1938, cuyo cadáver fue hallado semienterrado en la partida de “El Chopar” de Libros. Según los documentos, “al recoger el cadáver después de la liberación no se pudieron apreciar las heridas” que le causaran la muerte; sin embargo, el vecino que descubrió el cadáver manifiesta en su declaración que, “dadas las circunstancias en que se encontraba el cadáver [...] la citada Ramona fue enterrada viva”. El declarante no menciona las “circunstancias en que se encontraba el cadáver”, pero el hecho de que a la víctima le asomaran una pierna y un brazo de la tumba parecen indicar que fue enterrada estando todavía con vida, quizá inconsciente y dada por muerta, y que en los estertores de la muerte sacó dichos miembros de la tierra. Aunque esto no es más que una hipótesis...
Otra declarante dice que a la asesinada le sacaron los ojos, “estando todavía viva”; no obstante, el informe de la Guardia Civil manifiesta que fue una vez fusilada cuando “le fueron sacados los ojos por las mujeres que” la mataron. Obviamente, sólo una descripción detallada del cadáver o una autopsia podrían determinarlo con certeza, pero esta no se hizo en su momento y cuando exhumaron el cadáver –ya después de la guerra-, tampoco.
            El declarante Manuel María Valero, a la sazón cuñado de la víctima, se refiere a Lucinda Sáez Herranz como “agente del SIM” y a Héctor Martínez Sáez como “Jefe del Partido Comunista” de Libros. Es posible que bajo las siglas del SIM –Servicio de Información Militar- se encuentre la clave del asesinato de Ramona Miguel García. Pues el SIM fue la agencia de inteligencia y el servicio de seguridad de la II República durante la Guerra Civil (1936-39), y la denuncia contra la víctima puede hallarse entre los presupuestos rastreados por dicho servicio de inteligencia. Dicho organismo gozó siempre de mala fama entre la ciudadanía, pues su objetivo era controlar las actividades de los contrarios a la República -quintacolumnistas, anarquistas, anticomunistas, trotskistas, católicos, “incontrolados” y desestabilizadores en general-. Aunque fue diseñando como servicio de información militar, acabó siendo la policía política del Partido Comunista de España (PCE); sus mandos locales actuaban con brutalidad y utilizaban la tortura como método represivo, disponían de cárceles (checas) y campos de concentración propias, y de tribunales judiciales para juzgar a los detenidos y prisioneros mediante juicios sumarísimos.[21]

Vista parcial del caserío de Libros (Teruel), con la carretera nacional junto a la ribera del Turia a su paso por la localidad (2011).


Finalmente, cabe decir que la fiscalía de la Causa General no se esmeró en la instrucción del ramo de Libros (Teruel), tal vez por la cantidad de sucesos a investigar, pues el procedimiento se hubiera hecho interminable. Si la comparamos con la Causa General de Valencia, en la de Libros falta todo lo referente a la “Relación de Ayuntamientos, Comisiones Gestoras y Juntas Municipales” constituidas durante el periodo histórico, así como la “Relación de Comités revolucionarios”, y la “Relación de las iglesias, ermitas y capillas saqueadas”, etc., incluyendo el informe detallado del párroco, con la valoración aproximada de los daños, datos que sí podemos estudiar en la mayoría de los pueblos del Rincón de Ademuz, con la excepción de Vallanca (Valencia). Asimismo, falta la pesquisa del Fiscal ante la Dirección de los centros penitenciarios (provinciales o extra-provinciales), para verificar la información facilitada por el Ayuntamiento, averiguando la situación penal de los encausados en los delitos que se exponen, especialmente asesinatos, amenazas, expropiaciones y saqueos. No obstante las deficiencias señaladas, el estudio presentado aporta datos del mayor interés para el conocimiento de la revolución y Guerra Civil (1936-39) en la zona. Vale.


© Alfredo SÁNCHEZ GARZÓN.
De la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV).



[1] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Una cierta visión de la posguerra en Landete y Moya (Cuenca), en: http://alfredosanchezgarzon.blogspot.com.es/2012/06/una-cierta-vision-de-la-posguerra-en.html, del miércoles 6 de junio de 2012.
[2] Antonio Vallejo-Nájera. (2012, 11 de julio). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 16:02, julio 26, 2012 desde http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Antonio_Vallejo-N%C3%A1jera&oldid=57796665.
[3] VALLEJO-NÁJERA, Antonio. Biopsiquismo del fanatismo marxista. Investigaciones psicológicas en marxistas femeninas delincuentes, en: Revista Española de Medicina y cirugía de Guerra, 1939, año II, nº 9, p. 399 [Tomado de GÓMEZ BRAVO, Gutmaro. El exilio interior. Cárcel y represión en la España franquista, 1939-1950, Madrid, 2009, p. 164].
[4] ALGARRA HERNÁNDEZ, Régulo. La Posguerra en Landete y Moya, Cuenca, 2012, p. 18.
[5] Ahnenerbe. (2012, 25 de julio). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 16:39, julio 26, 2012 desde http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Ahnenerbe&oldid=58237442.
[6] Enrique González Duro. (2012, 20 de marzo). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 16:52, julio 26, 2012 desde http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Enrique_Gonz%C3%A1lez_Duro&oldid=54722397.
[7] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Libros en la Causa General de Teruel, en: Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, 2012, vol. IV, pp. 481-501.
[8] SÁNCHEZ GARZÓN, A., Contra las tapias del cementerio de Villel (Teruel), en: Del paisaje,..., Valencia, 2007, vol. I, pp. 425-434. ID. Anexo al artículo "Contra las tapias del cementerio de Villel (Teruel), en: Del paisaje,..., Valencia, 2009, vol. III, pp. 469-479.
[9] SÁNCHEZ GARZÓN, A., Acerca del Asesinato de Ángel Tortajada Gea (1901-36),..., en: Del paisaje,..., Valencia, 2009, vol. III, pp. 450-463.
[10] SÁNCHEZ GARZÓN (2012), p. 491.
[11] Ibídem.
[12] Ibídem, p. 492.
[13] Ibídem, p. 493.
[14] Ibídem, pp. 493-494.
[15] Ibídem, p. 494.
[16] Ibídem.
[17] Ibídem.
[18] Ibídem, pp. 494-495.
[19] Ibídem, p. 495.
[20] Ibídem, p. 498.
[21] Servicio de Información Militar. (2012, 3 de marzo). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 21:44, julio 26, 2012 desde http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Servicio_de_Informaci%C3%B3n_Militar&oldid=54292682.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada